IMPORTANTE | Petrodólar y la economía global

El petrodólar, es un dólar estadounidense obtenido a través de la venta de petróleo, situación que ocurre en los países de la OPEP (organización de países exportadores de petróleo). 

Donald Trump, Xi Jinping y Vladímir Putin

La venta de petróleo les permite a esas naciones prosperar económicamente e invertir en las economías de otras naciones que compran su petróleo. Se trata de uno de esos axiomas extraoficiales sobre los cuales se basa el sistema energético, geopolítico, financiero y económico mundial.

El dólar era una moneda muy valiosa, respaldada por oro y plata, aprobada como moneda global en 1994 en Bretton Woods (EEUU). Hasta ese momento, la moneda estadounidense era convertible legalmente en oro, a razón de 35 dólares la onza.

El patrón oro se mantuvo vigente en Estados Unidos hasta su abolición, en 1971. Desde ese momento, al dólar le sostuvo únicamente la confianza que hubiera depositada en él y en la economía.

EEUU buscó la sostenibilidad del dólar en los países de la OPEP, ofreciéndoles protección, con la finalidad que se vendiera el petróleo en dólares. Los cambios a este sistema causaron efectos importantes, no solo a nivel de precios, sino a nivel geopolítico y económico.

 

El poder del petrodólar

Después de la Segunda Guerra Mundial, la economía mundial necesitaba una reconstrucción. Los países acordaron el uso de lo que se conoce como el sistema de Bretton Woods (donde nació el FMI, y que definió un conjunto de divisas de reserva).

Al vincular la moneda al oro a una tasa fija, aprovechando sus vastas reservas de oro y su posición después de la guerra, el dólar se convirtió en la moneda de reserva a nivel mundial, pero después de su colapso se convirtió en una divisa fiduciaria.

Por lo tanto, EEUU podía perseguir un sinfín de políticas expansionistas, pero para evitar los efectos colaterales de esas políticas era necesario mantener la demanda de dólares. En otras palabras, era necesario que los países retuvieran y utilizaran el dólar.

Dólar americano

¿Qué mejor manera de darle valor a una moneda, que garantizar que es la divisa en que se comercializa una materia prima que todo el mundo necesita?

Después de la Guerra de Yom-Kippur (1973), EEUU aprovechó la posición del dólar cómo moneda de referencia y fortalecieron sus vínculos con Arabia Saudita.

Así nació la «alianza del petrodólar», a cambio del apoyo militar y político estadounidense a la Casa Real de Saúd, el Reino usaría su influencia en la OPEP para asegurar que todas las transacciones de petróleo se harían en dólares.

Como resultado, todas las naciones exportadoras de petróleo reciben ahora dólares, dependiendo el ingreso nacional del valor del dólar, si el dólar baja, también lo hacen los ingresos del país.

 

Teoría de la conspiración

En octubre de 2000, Iraq amenazó con detener su producción de crudo y suspender las exportaciones de petróleo si Estados Unidos se oponían a la demanda de Bagdad, pagando en euros en lugar de dólares.

Esta advertencia ya la había realizado anteriormente Saddam Hussein 3 veces en 3 años, pero en esta ocasión la ONU había levantado el límite techo a las exportaciones petroleras iraquíes en 1999, es decir Iraq podía vender tanto petróleo como quisiera.

La credibilidad de la amenaza fue en aumento. Bajo el programa de petróleo por alimentos de la ONU, gran parte de los intercambios se cerraron en EUR, lo que significa que entre 2001 y 2003 el país ya había recibido alrededor de 26 mil millones de euros en suministros a cambio de 3300M barriles de petróleo.

Además, el EUR estaba en tendencia alcista frente al USD y el país estaba ganando mucho más en intereses al tener su cuenta de depósito en el BNP Paribas de Nueva York en EUR en lugar de USD.

En 2003, EEUU arriesgó su imagen internacional (y también interna) al participar en una invasión no autorizada, unilateral, brutalmente costosa y no provocada de Iraq.

Según algunos conspiradores, el principal objetivo detrás de la 2ª guerra iraquí de 2003, era evitar que el petróleo iraquí entrara al mercado en EUR, y por lo tanto, amenazara la hegemonía del dólar como moneda de referencia.

 

Irán

Durante años, Irán siguió el ejemplo de Iraq al forzar que el EUR reemplazara al USD como divisa para el comercio internacional del petróleo.

Esto se ha ido agravando por la progresión en sus planes de crear la Bolsa de Petróleo Iraní, que entró en funcionamiento en 2008, con la que buscaban comercializar petróleo en otras monedas además del dólar.

En marzo de 2012, Irán anunció que la Bolsa ya no comercializaría petróleo en dólares y 4 meses después, la Unión Europea siguió a EEUU en bloquear efectivamente el acceso al petróleo iraní, creando efectivamente un embargo mundial que devastaría las finanzas del país.

Asimismo, esto no detuvo a Irán. Después de que se levantaran las sanciones, el país dijo que quería recuperar decenas de miles de millones de dólares que India y otros compradores de su petróleo le deben, no en dólares, sino en euros, en su búsqueda por reducir su dependencia de todo lo que suene a norteamericano. No sólo eso, sino que firmó contratos de petróleo en EUR con Total (Francia), Cepsa (España) y Litasco (Rusia).

 

El acuerdo entre Rusia y China

A pesar de tener una de las mayores reservas de USD del mundo, China siempre ha sido clara en su oposición a la importancia del USD como moneda de referencia.

Desde el comienzo de esta década, las importaciones de petróleo de China provienen cada vez más de países fuera de la OPEP, representando el 65% del crecimiento de las importaciones de crudo de China entre 2012 y 2016.

En 2012, Arabia Saudí disfrutaba cómodamente de alrededor de un 20% de las importaciones de crudo de China, con Rusia siguiendo muy atrás, con alrededor del 7%.

 

Mayo de 2017

Rusia es ahora el principal exportador de petróleo a China (con 1,35 millones de bpd) y Arabia Saudita (el mayor exportador de petróleo del mundo) lidera la caída en porcentaje, con envíos que bajan más del 15% año contra año, con “solamente” 900k bpd, ocupando ahora la tercera posición.

A finales de 2008, las reservas de oro de China eran de alrededor de 600t y las de Rusia de poco más de 500t y en mayo de 2017 y las reservas de China se multiplicaron 3 veces, hasta más de 1800 t. Las reservas de Rusia también se multiplicaron por 3 hasta las 1700t.

 

¿Cambiará petrodólares por petroyaunes? 

Según algunos: futuros de petróleo en yuanes respaldados por oro en las bolsas de Shanghai y Hong Kong. El oro garantiza un soporte de confianza y estabilidad a lo que bien podría convertirse en el nuevo Benchmark para el crudo en Asia, que comenzará a cotizar en la Shanghai International Energy Exchange (INE) a finales del año.

El primer contrato de materias primas en China abierto a fondos de inversión extranjeros ofrecerá la primera alternativa oficial a la hegemonía del petrodólar.

Poco a poco, Pekín está apartando a Washington de las posiciones de potencia dominante. Este relevo de fuerzas es inevitable, consideran los periodistas del portal ruso Vesti Finance en su análisis. Según sus cálculos, la economía de China será el doble de grande que la economía de EEUU en 2030.

“Es más probable que tenga lugar una guerra económica de pleno valor. Durante la Presidencia de Trump, se producirá casi con toda seguridad”, escribe Vesti Finance.

Los primeros pasos hacia esta guerra ya los ha dado Washington. Así debe interpretarse el memorando firmado por Trump y dirigido contra una supuesta agresión económica de China.

 

La estrategia de Pekín

El pilar tal vez más importante de la estrategia de Pekín a largo plazo es la implementación del proyecto de la Nueva Ruta de la Seda. Dicho proyecto fue lanzado por el país asiático en 2013 y está previsto que se concrete en 2025

Nueva Ruta de la Seda de China, próxima parada: América Latina

En el marco de esta iniciativa, China planea construir una red de infraestructuras y comunicaciones y crear una plataforma de cooperación económica que conecte a decenas países de Asia, Europa y África, reeditando las antiguas vías comerciales de la Ruta de la Seda.De acuerdo con Vesti Finance, es el proyecto de infraestructura más grande en la historia. Su principal objetivo radica en cambiar por completo el mapa económico mundial.

“En caso de que China tenga éxito, de lo que no caben dudas, se convertirá en la potencia dominante en Eurasia”, recalcan los autores del artículo.

Para conseguir su meta, el país asiático introducirá en las próximas semanas un método alternativo para realizar las operaciones de compraventa de petróleo. Esta herramienta ayudará a prescindir del dólar en este tipo de transacciones.

 

La palanca del dólar, al servicio de EEUU

La mayor parte de los inversores sabe que, desde el punto de vista estratégico, el petrolero es uno de los mercados de materias primas más importantes del planeta.

Cada país necesita dólares para comprar petróleo. Es una razón de mucho peso para tener grandes reservas de dólares. Por ejemplo, si Italia se decide a comprar crudo de otro país que no sea EEUU, tiene que adquirir dólares para poder pagar por el petróleo”, recuerdan los periodistas rusos sobre cómo funciona el sistema del petrodólar desde comienzos de los años 70 del siglo pasado.

Según Vesti Finance, esta necesidad crea un gran mercado artificial para la moneda estadounidense.

“El dólar es solo un intermediario que se usa en un sinnúmero de transacciones por valor de billones de dólares, que no tienen nada que ver con los productos y los servicios de EEUU”, informa el portal.

De acuerdo con los autores del artículo, el mercado de petróleo sirve como punto de referencia para el comercio internacional. Si los países utilizan dólares para adquirir crudo, es más fácil usar la moneda estadounidense con otros fines. Así, el dólar de EEUU se emplea en el 80% de las transacciones internacionales.

“Eso le da a EEUU una ventaja geopolítica sin precedentes. Washington puede rápidamente sancionar o excluir a casi cualquier país del sistema financiero”, recalcan los periodistas.

La alternativa capaz de cambiar las reglas de juego

Está claro que China, que es el importador de petróleo más grande del mundo, no quiere depender de su principal adversario. Con este objetivo, el país asiático propuso una buena ‘alternativa dorada’ al petrodólar. Por primera vez se podrá cambiar el petróleo por oro. La implementación del nuevo mecanismo arrancará el 26 de marzo.

La función del nuevo método será fácil. La bolsa de Shanghái introducirá los contratos de futuros en yuanes. Eso permitirá a los productores de petróleo vender el crudo a cambio de yuanes.China está al corriente de que la mayor parte de productores de crudo no necesita grandes reservas de yuanes. Por eso los productores podrán convertirlos en oro en la bolsa de Shanghái o en la de Hong Kong.

De esta manera, la mayor parte de los recursos financieros obtenidos gracias a la venta de petróleo se cambiarán a oro y evitarán la conversión en dólares y bonos del Tesoro de EEUU. De hecho, China no será el único país que utilizará este esquema, informa Vesti Finance.

“A fin de cuentas, la gente entenderá que la alternativa dorada de China se ha convertido en aquel catalizador que mate al petrodólar. De esta manera, el país asiático dará un paso más para apartar a EEUU de las posiciones dominantes”, resumen los periodistas del medio ruso.

Petroyuan VS Petrodólar

¿Cuáles serían los efectos del comercio de petróleo a gran escala en EUR / CNY?

Si se decidiera permitir la venta de crudo (sin contar el gas natural) en otras divisas, añadiéndose la posibilidad que toda la demanda china se cubra en yuan, se concidera que alrededor de 14 millones de bpd (el 15% de todo el mercado global) no se comercializara en dólares. A un precio de 50 $/bbl eso significa menos 255 mil millones de USD en intercambios comerciales que ahora se hacen en otras monedas, y si la Unión Europea se suma, a esa ecuación, se duplica dicha cantidad.

Aunque un dólar más débil podría aliviar parte del peso de su deuda, muchos países seguirían necesitando USD para pagar intereses sobre sus colosales deudas asumidas en dólares (el Banco Mundial y el FMI se encargan de eso), sin mencionar los países en desarrollo que siempre tienen necesidad de efectivo en USD.

Hay que tener en cuenta la fuerte conexión que el USD tiene con la cultura de Ecuador, por lo que cualquier cambio significativo en su status debido a este problema, seguramente originará una respuesta fuerte en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *