INTERNACIONAL|China, epicentro de nuevas enfermedades

A partir de la revelación mundial acerca del Coronavirus originado en Wuhan, ubicada en la provincia de Hubei, las autoridades de ese país han estado buscando la manera de disminuir los contagios y dar solución médica a quienes ya tienen este virus que puede llevarlos hasta la muerte.

Los últimos datos sobre el Coronavirus indican que hasta la fecha hay al menos 26 muertos, más de 900 infectados y millones de personas limitadas sin poder viajar en 14 ciudades de China.

Científicos suponen que es posible no asociar el coronavirus con la epidemia de síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) originada entre el 2002 y 2003. EL SARS causó aproximadamente más de 8 mil infectados y 774 muertos en 37 países.

Por otra parte, en el 2013 se detectó uno de los primeros casos de un paciente enfermo con una posible cepa de gripe aviar que hasta ese entonces no se sabía que se podía desarrollar en seres humanos.

Al memento de encontrarle un sentido al por qué los países Asiáticos son el foco de enfermedades como esta, especialistas manifiestan que posiblemente se deba a la constante interacción que hay entre las personas y los animales vivos.

MERCADO DE PESCADO

Aunque China no lo ha oficializado, el lugar que se investiga por la propagación del coronavirus es una entidad llamada Mercado de Pescado Huanan.  Cuando varios empleados cayeron enfermos, las autoridades cerraron el lugar el 1 de enero. Personal científico y médico acudió hacia el mercado para realizar una inspección y descubrir si en realidad aquel era el punto de origen para la propagación del coronavirus.

Este tipo de mercados conocidos como “mercados mojados”, se identifican por la presencia de animales vivos, desde pollos y cerdos hasta aves y reptiles, que en muchos casos son faenados en el acto.


POSIBLE SOLUCIÓN

Más allá de las diferencias entre cada uno de los virus, un factor común que une estos episodios es que todos se originaron en alguna parte de China.

Para Shi Zhengli, un investigador del Instituto Wuhan de Virología en la Academia de las Ciencias de China, el problema tiene más que ver con el comportamiento de las personas que con los animales en sí.

“La forma más simple de prevenir enfermedades infecciosas como esta es mantenerse alejado de los animales salvajes, no entrar en sus hábitats y evitar que los animales de granja se mezclen con los que son salvaje”, explicó.

Redacción: Sumara Dueñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *