¿Quién? O ¿Quiénes ganarán los Óscar? Conozca quiénes se perfilan a ganar una edición más de los premios mas importantes del cine

 

Por: Paolo Delgado


El premio más prestigioso de la industria cinematográfica cuenta con nominados. El Joker es la cinta con más nominaciones (11), le siguen Once Upon a Time in Hollywood y The Irishman con 10 nominaciones.

Luego de conocerse las nominaciones a una edición más de los premios Óscar, se especula mucho acerca de los posibles ganadores que tendría cada categoría, por la alta y pareja competitividad que existe.

Y es que en la gala, habrá contiendas como la de director, en las que estarán enfrentándose Tarantino, Scorsese, Mendes, Philipps, y la brillante aparición de Bong Joon Ho, que cautivó críticas positivas con su filme coreano Parasite.

Las películas también juegan un papel aparte. Dentro de la lista, existen argumentos distintos, mejores actuaciones, diferente paleta de colores, estructuras técnicas mejor elaboradas y otros elementos que sintetizan la premisa de que este fue uno de los mejores años en la historia del cine.

Y pese a que muchos aseguran que una de las distinciones más fáciles de descifrar será la de Joaquín Phoenix con su papel de Joker, hubo lapsos muy excepcionales en Leonardo Di Caprio protagonizando a Rick Dalton en OUIH, o de la sublime actuación de Adam Driver en Marriage History donde destacó su rol a partir del guión literario.

Estos siendo los galardones principales de la noche #92 de los premios, tienen varias vertientes de análisis que sirven para acercar a lo que sucedería en la entrega pactada para el domingo 9 de febrero.

Aquí las nominaciones completas:  https://www.bbc.com/mundo/noticias-51042289

Mejor director

 

 

Quizá una de las pocas veces que se verán cara a cara y con tan apretada distancia para ganar, directores como Scorsese, Mendes y Tarantino…

De Tarantino existían comentarios de que esta sería su última película, por lo que debía retirarse dirigiendo un reparto de lujo, como fue el compuesto por Leo Di Caprio, Brad Pitt y Margot Robbie. Su idea de tocar la época de asesinatos de la familia Manson, surgió algunos años atrás, y las actuaciones, más la ambientación, y los diálogos, permiten ubicar a Quentin como un opcionado a ganar. Aunque fuese más, si no tuviese a otros genios en esa elección.

El caso de Martin Scorsese es parecido, se presume mucho de que le quedan pocos años en el mundo del cine, y tras grandísimos éxitos que marcaron este arte en distintas generaciones, como Godfellas, Taxi Driver, Casino, Isla Siniestra y el Lobo de Wall Street, entre otras, tiene a The Irishman que llega con una propuesta en consonancia con su elenco y con la producción de Netflix, que reluce en los premios por las vastas nominaciones de esta película.

A estos dos, se sumó con fuerza Sam Mendes. El ya ganador del Oscar por dirigir Belleza Americana, no estaba en planes iniciales, pero el giro que dio su obra 1917, equilibró la balanza. Porque existen muchas películas de la Segunda Guerra Mundial, ¿pero de la primera? Mendes y su plano secuencia lo entendieron todo. Además llega, luego de haber ganado el Globo de Oro a mejor director con este filme.

El caso de Todd Philipps es llamativo, acostumbrado a crear historias hilarantes con fiestas descontroladas, como Viaje Censurado, Qué pasó ayer, Proyecto X, entre otras, adquiere nominación con el Joker. La película del payaso que no reía. En fin, Phoenix de Joker le da mucho crédito a esta nominación.

Y luego, está el notición de todo el mundo del cine en este 2019, y se trata de Bong Joon Ho, el coreano que en descripciones, puede tener cosas de Scorsese y Tarantino, y le agrega su impronta de crear historias partiendo de situaciones cotidianas, e irrumpir con un mensaje social. Joon So llegó como hombre no programado, factor sorpresa, y si gana, sería la menor de las sorpresas.

Tarantino y Bong Joon Ho parten como favoritos, sin embargo, podría ganar Scorsese en forma de agradecimiento por su carrera en el arte cinematográfico, aunque esta no luzca ni cerca de sus mejores obras. Acá puede generarse algo inesperado, porque también aparece Mendes.

Actor

 

 

Que Joaquín Phoenix hizo un papel fuera de este planeta, que incluso alcanzó para pensar que el Joker es una buena película, es tan cierto como irrefutable. La inmersión en el personaje, la fisonomía de que mejores días no llegarán, ser parte de lo irreal y convertirlo un poco más real, es cine pero también lo fue del todo Phoenix en su interpretación. Llega como ganador de los Globo de Oro y Premios de la Critica por su actuación, y es difícil imaginarse esta nueva entrega de los Oscar sin él recibiendo el premio. Aun así, tiene rivales complejos.

Por el otro lado, el adversario más fuerte es Leo Di Caprio, que ganó hace poco este mismo galardón por El Renacido, y tuvo escenas de Óscar en Once Upon a Time in Hollywood, canalizó a la perfección los diálogos de Tarantino, y mostró signos de que es posible vencer a Phoenix. Si Phoenix supera a Di Caprio, además de su estupenda actuación, también es porque tuvo más tiempo en la puesta en escena, él fue el Joker en todo sentido, en cambio la cinta de Leo tuvo mayor interactividad con otros actores, lo que puede ser índice de elección.

El caso de Adam Driver es particular, en otros años realmente hubiese tenido todo para llegar, ahora la tiene muy complicada. Historia de un Matrimonio gustó, y Driver igual, aun así, con los otros dos competidores, es muy complicado estar. La mejor noticia para Driver es la recepción de la crítica, que en su mayoría lo proyectan a cosas más grandes.

Mejor película

 

 

Acá se paraliza todo, por lo parejo que está gracias a los buenos productos que dejó el último año.

Para el mundo cinéfilo, el gran apuntado es Once Upon a Time in Hollywod, por elenco, actuaciones, ambientación, guion, fotografía, historia, y todo eso junto generó la cohesión de Tarantino, Di Caprio, Brad Pitt, Margot Roobie, y un peliculón digno de Óscar. La supuesta última película de Quentin, por si había que agregar otro peso.

The Irishman sin verla se perfilaba a ganarla, porque contó con un mega elenco consustanciado con papeles acordes a la trama, y porque al frente estuvo Scorsese. Buena película, no más.

1917 es una película de guerra, que a nivel técnico superó a muchas. Mendes volvió a la temporada de hacer filmes bélicos, solo que ahora tomó en su argumento a la primera guerra, y las aventuras de un soldado para evadir a los alemanes y enviar un mensaje de vida o muerte, literal. A nivel de efectos está muy por encima de muchas, luego faltaron algunos hilos para conectar las secuencias, y las actuaciones cumplieron, pero hasta ahí.

Historia de un Matrimonio: encantadora, tétrica, realista, estructurada. De lo mejor en Netflix en mucho tiempo, porque llegó con el aliciente de no tener expectativas, y acabó gracias a hiperbólicas y sensibles actuaciones de Adam Driver, Scarlett Johansson, y Laura Dern, como algo imprescindible para ver, y dejar atrás los paradigmas de las películas de desamor. El guión es caviar.

Joker estuvo de más en la nominación a mejor película, luego si gustan, tiene todo para llevarse el premio a mejor actor, banda sonora, y edición. Phoenix es el alma, y el solo hecho de titularse Joker, creó un valor más allá del que merecía por goleada. ¿O la hubiese visto tanta gente como pasó, si pasaba a llamarse el Payaso que no Ríe? En fin, DC sonríe.

Parasite, la pura verdad del año. La historia es de locos, porque Bong Joon Ho la escribió en modo disparate total, y aun así, es más cuerda la locura del Joker. El director sorprendió al entorno cinéfilo, porque Parasite realmente se creó para dar un mensaje social, direccionado a la lucha de clases, que aunque parezca arcaico citar el tema, hasta potencias como Corea la sufren en demasía. Parasite es profundizar en la ambigüedad de los hechos, porque la relatividad es tanta, que negro puede ser blanco para alguien que viva a metros de tu ubicación. Los diálogos, y las metáforas implantadas de la mano del humor negro, la hacen nutritiva en contenido. Es tan buena, que hasta disfrutas escuchar el idioma original, o como Joon Ho lo aseveró en la entrega de los Globo de Oro, “a veces hay que buscar un poquito más allá para encontrar arte que nos conmueva de maneras distintas y nos muestre otros mundos”. Parasite la sacó del estadio, y de uno como el Maracaná, ganará a mejor película extranjera, es axiomático, y son ininteligibles tantos obstáculos para que no se adueñe del gran premio también…

La contienda es Once Upon a Time in Hollywood versus Parasite, con leve ventaja de la primera por las actuaciones, y por conocer más el mundo de la industria, porque sería extraño ver ganar a un novato. The Irishman podría ser el as bajo la manga, y luego está 1917, que últimamente empezó a sonar con muchísima fuerza para ganar, quizá hasta en pelea directa con OUTH, antes ya ganó el Globo de Oro por esa distinción.

 

Bonustrack

La gala de seguro premiará a un sublime Brad Pitt por su papel en OUTH, como mejor actor de reparto (que en realidad hizo de todo para hasta ganar un Óscar, aunque quizá en otro año) porque la descoció. Scarlett Johansson puede gracias a Historia de un Matrimonio tener el de mejor actriz. Laura Dern, de la misma película de Scarlett en un 90% será elegida mejor actriz de reparto. El guión está muy peleado entre OUTH, Historia de un Matrimonio y Parasite, el primero es el más cercano a ganarlo. Y Toy Story 4 es favorito a ganar como mejor película animada.

La gala del Oscar, espera por uno de los mejores años en la historia del cine. Que las elecciones no decepcionen, por lo demás, el séptimo arte hoy es el más feliz de todos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *