El taxímetro no marca en Manabí

Redacción: Leticia Terán (@Chokoteranlav)  y Cesar Miranda (@cesarturo1998)


El uso obligatorio del taxímetro se implementó a nivel nacional a partir del 11 de abril del 2014, de acuerdo al Art. 141, literal J de la Ley Orgánica de Transporte terrestre, Tránsito y Seguridad Vial. Este implemento, que calcula el costo de la carrera de acuerdo al kilometraje y tiempo de espera, debe ser utilizado durante las 24 horas del día. El incumplimiento conlleva una sanción económica que equivale al 15% de la remuneración básica unificada (USD 51 para el 2014), veinte horas de trabajo comunitario y la reducción de 4,5 puntos en la licencia de conducir.

Pese a esto, en la actualidad el taximetro no es utilizado a cabalidad en la provincia de Manabí, donde la mayoría de los aparatos se encuentran en mal estado o simplemente no están operativos, de acuerdo a varios profesionales del volante.

En Manta se realizan operativos para constatar el uso del taximetro.

El servicio no mejoró

En Manta, el 29 de diciembre del 2014 mediante sesión de Consejo municipal, se aprobó el aumento del costo de la tarifa en el taxismo, de $1 a $1,25 la carrera mínima; estos valores corresponden durante el día, en el caso de la noche el costo de la tasa aumentó a $1,50, lo mismo sucede en la ciudad de Portoviejo.

Rosalin Cruz, directora Municipal de Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial de Manta, aclara que “el proyecto no ha fracasado, sin embargo, la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) realizó contratos con empresas que fallaron totalmente en la asistencia del servicio”.

Los GAD municipales que han asumido las competencias de Tránsito tienen por obligación exigir el cumplimiento de la norma, el uso del taxímetro es un requisito indispensable para las empresas y cooperativas de taxis, además de las sanciones estipuladas, también existen consecuencias como, problemas entre los conductores y el usuario.

Puedes leer más sobre esta medida, dando clic aquí: ANT RECUERDA EL USO OBLIGATORIO DEL TAXÍMETRO

 Ni los taxistas, ni lo ciudadanos

Fernando Quijije, lleva 3 años trabajando como taxista y afirma que a la fecha ya casi nadie utiliza el taxímetro. Para él, siempre es preferible negociar con el cliente y así evitar discusiones innecesarias por el costo de las carreras, “así todos salen ganando”, concreta.

Los usuarios también muestran su descontento con este sistema. Angie Bedoya, ciudadana mantense, comenta que en ocasiones los conductores no utilizan el taxímetro y quieren cobrar lo que les da la gana, y cuando lo usan, se pasan dando vueltas para que marque más de lo debido.

Para el taximetro, el tamaño sí importa

En la capital manabita existen alrededor de 23 cooperativas, que suman cerca de 2 mil taxis formales, los conductores afirman que los taxímetros tuvieron poca vida funcional, y que la empresa que estuvo a cargo de su instalación desapareció y no hubo quien se hiciera responsable por su mantenimiento.

“La razón es que la ciudad es muy pequeña para usar el taxímetro, no rinde, lo mínimo que comienza es de 50 para arriba, así que no nos resulta. El uso obligatorio debería ser para ciudades grandes como Quito y Guayaquil. Es raro el que hace uso, lo tienen de adorno. También la responsabilidad recae en el usuario que ya está acostumbrado a los precios predeterminados”, afirma el taxista portovejense Carlos Zambrano.

El uso de taxímetro aquí en Manabí ha fallado, porque las ciudades de la provincia son pequeñas, imagínese si aquí en Portoviejo no nos resulta a nosotros que es la ciudad más grande, mucho menos en Chone, Rocafuerte y Calceta, que son más pequeñas y la tarifa tiene el mismo valor, no nos beneficia y también que las personas hagan conciencia, ya que en realidad no resulta porque las carreras salen muy poco”, afirma Ray García, taxista de Portoviejo.

Entrevista a un taxista de Portoviejo:

En definitiva, en la provincia de Manabí, ni para los ciudadanos, taxistas y las autoridades, el uso del taximetro parece ser una prioridad. Por lo que su aplicación queda pendiente, con todas las afectaciones que esto conlleva tanto a los usuarios como a quienes brindan este servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *