¿Qué debe y qué no debe llevar una lonchera escolar?

Redacción: Maholy Martínez (@Maholy53649112) y Alejandra López (@MayAlejandra20)


Los niños en etapa escolar necesitan una alimentación adecuada, ya que están en pleno desarrollo, además de tener que estar físicamente activos, con energía para aprender y jugar.

Es esencial que el infante incorpore buenos hábitos desde el entorno familiar, aunque las escuelas también son una opción adecuada para transmitir y reforzar estas prácticas, aunque ellos pueden adquirir otras costumbres alimenticias debido al tipo de comidas que puedan encontrar en los bares de las instituciones.

Karolyn Zambrano, nutricionista del Hospital Verdi Cevallos en Portoviejo, Ecuador, manifestó que es recomendable que en la lonchera no falten cereales, frutas o alguna proteína, porque esto ayuda al buen estado nutricional, además de aportar en la concentración escolar.

Añade que el desayuno no tiene que estar recargado, pero sí nutritivo para que le permita al niño empezar bien la jornada. Además, señala que se debe evitar darles dinero para que ellos mismos adquieran alimentos en los bares de los centros educativos, ya que al hacerlo están expuestos a comprar alimentos poco saludables, puesto que se encuentran en una edad en donde les atrae todo lo que contenga alto contenido en azúcares o grasas.

Andreina Macías, madre de una niña de cinco años, comenta “en la lonchera de mi hija le envío una tostada, yogurt y frutas, alimentos que considero saludables y primordiales en su alimentación”. Además, dijo que no le proporciona dinero porque a esa edad, su hija no tiene el conocimiento para elegir y comprar alimentos que sean saludables.

En contraste, Mariana Rodríguez, madre de un niño de seis años, señala que para no tener el inconveniente de que su hijo rechace el lunch, ella opta por darle el dinero para que él elija lo que desee en el bar del centro educativo.

Acuerdos para el control en los centros educativos

Los ministerios de Educación y Salud Pública, han realizado acuerdos para controlar los alimentos que se comercializan en los establecimientos educativos. Actualmente, se ha avanzado en el mejoramiento de la oferta alimenticia, sin embargo, todavía existen lugares donde hace falta más control ya que se venden suministros con altos contenidos en azúcar o grasas como jugos procesados, gaseosas, embutidos, y demás productos no recomendables para la alimentación de un niño.

Los programas de alimentación y nutrición escolar

A partir del año 2007, El gobierno implementó Programas de Alimentación y Nutrición Escolar que son clave para que los niños disfruten de los derechos a la alimentación, la educación y la salud.

Estos se dan comúnmente en instituciones fiscales. Según las autoridades gubernamentales, este tipo de programas incentivan a los estudiantes a mejorar sus dietas y extender esta práctica a sus familias o comunidades practicándola en sus hogares.

¿Qué pueden llevar los niños en su lonchera?

La nutricionista explicó cómo se debe preparar una lonchera:

Lo ideal es que posean un contenido nutricional bastante representativo.

Puede llevar un pan pequeño, lo ideal sería el integral, aunque ellos tienen un poco de aversión para este tipo de comestibles, pero si quieren evitar que sus hijos rechacen su lonchera pueden agregarle pan blanco pero pequeño, acompañándolo con un huevo cocido, además de incluir un vaso de yogurt y una fruta.

También es importante incluir vegetales, un día pueden preparar una hamburguesa, pero cambiando la mayonesa por un aderezo o porción de aguacate, a esto le incluimos la lechuga, el tomate, además de la proteína, que puede ser una ración pequeña de pollo o de carne.

No es recomendable que se les envié jugos porque desde el momento que el niño sale de su casa hasta su hora de lunch, prácticamente la bebida ha perdido todos sus nutrientes.

Una funda de papas fritas puede contener altos porcentajes de grasas poliinsaturadas, monosaturadas y saturadas, que afectan la salud

Consecuencias de una mala alimentación en los niños

Una de las causas de una mala alimentación en los escolares es la falta de tiempo de los padres. En la actualidad es una realidad que la mayoría de progenitores trabajan y esto influye en que puedan preparar un buen lunch a sus hijos.

Una de las Secuelas representativas de una mala alimentación, es el sobrepeso y la obesidad. Años atrás se luchaba contra la desnutrición, tema que con apoyo se ha logrado disminuir, pero según datos de un sondeo realizado por la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) entre los años 2014 y 2015, en Ecuador el 29,9% de niños entre 5 a 11 años, padecen estos problemas. Otra de las problemáticas es que muchos niños con riesgos de sobrepeso no realizan actividad física, lo que aumenta la probabilidad de sufrir enfermedades como la anemia, colesterol.

¿Sabías que?

El pan integral, nueces, uvas, manzana, granada y yogur natural son alimentos que estimulan al funcionamiento del cerebro.

Un comentario sobre “¿Qué debe y qué no debe llevar una lonchera escolar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *