Fiestas de San Pedro y San Pablo: una tradición religiosa de los pueblos de la costa ecuatoriana

Redacción por: Karen Ruiz (@kaoriruva19) y Maholy Martínez (@maholy3649112).


El viento, las olas y el mar son el escenario para las festividades de San Pedro y San Pablo. Las personas que han depositado su fe en estos apóstoles cada 29 de junio les rinden homenaje. En esta misma fecha se celebra el día del pescador, por lo que la tradición de los pescadores es dejar sus jornadas de trabajo, durante una semana para dedicarse a celebrar a sus patronos.

La historia indica que estos santos estuvieron ligados al mar, uno era pescador y el otro sufrió varios naufragios, antes de que se convirtieran en apóstoles de Jesús, por este motivo los pescadores se encomiendan a ellos haciendo procesiones, para pedirle a sus santos que los protejan en las actividades de pesca y puedan regresar bien a sus hogares, luego de cada salida a altamar.

Flores, adornos, globos y colores lucen las embarcaciones que están listas para realizar el traslado por el mar de los santos, en esta única ocasión las figuras que los representan son retiradas de la iglesia principal de la comunidad para darles el paseo por el mar, que también lleva música que marca la alegría de la fiesta, tampoco falta los bocaditos, la comida, las bebidas y el baile.

Celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo en la parroquia Machalilla.

Aunque el mar es el escenario principal, en la actualidad esta fiesta ya no solo se celebra a lo largo del perfil costanero, también se lo hace en diferentes campiñas manabitas, como es el caso de Picoazá en Portoviejo, Rocafuerte, Montecristi, Tosagua, en Santa Rita de Chone, Santa Ana, entre otros cantones que no tienen salida al mar.

En estos lugares la celebración se la realiza en las principales calles de las comunidades, las que son adornadas con “gallardetas”, pintan los cerramientos de las viviendas que en su mayoría son de caña, y días previos a la celebración realizan limpieza, poniendo todo a punto para el día esperado.

El centro de concentración es la iglesia, allí es donde se encuentran los santos, que esperan feligreses. Estas festividades también son aprovechadas por los comerciantes que ofrecen sus productos de diferente gama y juegos de diversión para los que se unen a la celebración.

Gabinetes:  presidentes de blancos y negros

Los santos también tienen representantes. A lo largo de esta celebración que lleva algunos años, se escoge un gabinete que tiene presidentes y funcionarios, secretarias, padrinos, abanderados e incluso una reina.

En los Esteros, la celebración empieza el 6 de agosto y termina con broche de oro con un baile el 12 agosto, festividad que es amenizada por las orquestas más reconocidas a nivel nacional.

Néstor Cevallos, morador de la Parroquia Los Esteros de Manta, actual presidente del gabinete de Guinea (negros), comenta que estas tradiciones en el medio son celebradas en el ámbito religioso. “Se cree que, si no se acepta ser parte de alguna designación en estas fiestas, no se tendrá éxito en el futuro, existen varias supersticiones en esta tradición” agregó.

Durante la semana de fiesta, las personas que conforman los gabinetes que por lo general son alrededor de 40 parejas, deben lucir trajes de gala. Días previos a la celebración realizan una misa campal con una procesión y luego un baile que se realiza de manera privada para los que conforman los gabinetes.

Quienes viven estas festividades y aceptan la designación deben reunir alrededor de $30 mil dólares que cubren todos los gastos, como alimentación, vestimenta y decoración.

En manta sectores como Tarqui, Los Esteros, Miraflores, Jocay, Cuba y Los Ángeles celebran a Pedro y Pablo.

Las fiestas también son reencuentro

No solo quienes viven en los sectores disfrutan de las festividades, también lo hacen amigos de sectores aledaños y las personas que se fueron al extranjero, pero cada año regresan a festejar.

El sitio Sosote de Rocafuerte, no es la excepción. Personas que vivieron muchos años en el lugar y por motivos personales abandonaron su tierra natal, regresan la primera semana de julio a compartir la tradición que vive con sus coterráneos.

Es el caso de Maurilio Zamora y su esposa Efigenia Ruiz, que cada año regresan a Sosote, para celebrar a sus patronos, comentan que es la devoción que los lleva hasta allí, incluso la familia ha dirigido varios años los gabinetes.

Apóstoles San Pedro y San Pablo.

Machalilla, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de las fiestas de San Pedro y San Pablo

La UNESCO declaró a las fiestas de San Pedro y San Pablo de Machalilla del cantón Puerto López desde el año 2007 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad .

Esta caleta de pescadores festeja a los santos en el mar.  La procesión inicia temprano. Unas 40 lanchas, que transportan a 200 personas acompañan a las imágenes de San Pedro y San Pablo, en un recorrido que dura varias horas.

Jhonny Tomalá, presidente del palacio de blancos afirma que decidió escoger el cargo de presidente por la fe que siente por los apóstoles para financiar realizan colectas en la comunidad y la parte restante la solventan entre los miembros del palacio.

La vestimenta que utilizan es confeccionada por un sastre de Manta o Portoviejo, siempre escogiendo la oferta que más convenga.

Tomalá menciona que él está contento con el cargo de presidente y lo decidió por voluntad propia. No le incomoda gastar dinero porque tiene fe que el apóstol le ayudará a recuperar lo invertido.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *