A partir de julio 2018, en Ecuador, se pagará un dólar adicional por cada neumático para su reciclaje

Redacción: Cinthya Cevallos (@michelle311096) y Alejandra López (@Mayalejandra20)


En el Ecuador se desecha anualmente 2 millones y medio de neumáticos, un porcentaje de ellos son reutilizados para el reencauchado, pero la gran mayoría son incinerados o depositados en basureros al aire libre, siendo esto una amenaza para el medio ambiente.

En el caso de la ciudad de Manta, provincia de Manabí, en el botadero ubicado en la vía a San Juan, hay un área de aproximadamente 5.000 mts², utilizada para depositar neumáticos en desuso. El destino final es Guayaquil, allá son clasificados y reutilizados.

Carlos López es propietario de una vulcanizadora en la vía Circunvalación, en su local a diario se acumulan 16 llantas aproximadamente, para evitar criaderos de mosquitos y contaminación López lleva cada dos días los desechos de neumáticos al botadero.

Trabajadores de la Vulcanizadora Interbarrial mientras realizan la revisión de uno de los neumáticos.

Un informe de diario El Universo señala que un neumático puede tardar 500 años en degradarse sin ningún tratamiento, el mismo posee componentes como caucho, acero, óxido de zinc, textiles, cobre, cadmio y plomo; de allí radica la importancia de un manejo adecuado una vez usado. Por esta característica requiere de un sistema de recuperación, reúso y reciclaje que evite su inadecuado uso.

De acuerdo a los registros de la empresa pública municipal Costa Limpia, desde el 2015 hasta el 2017 se recogieron en la ciudad de Manta, un total de 19.993 neumáticos. Estos desechos son la materia prima de la empresa Auge, encargada de trasladarlos a Guayaquil.

María Soledispa, encargada de la supervisión en el botadero de San Juan, comentó que hay alrededor de 1.150 llantas en dicho depósito. Explicó que los neumáticos son llevados a plantas para convertirlos en polvo y mezclarlos con asfalto.

Soledispa añadió que cuando en el vertedero el espacio está casi lleno, se debe coordinar con el MAE para el retiro inmediato de dichas piezas. En el depósito no se permite el ingreso de particulares, ni que se encienda fuego en sus alrededores, esto con el fin de evitar algún tipo de  accidente.

En las vulcanizadoras de Manta

En Manta existen aproximadamente 25 vulcanizadoras, cuyos propietarios se han concientizado y colaboran con la entrega de los neumáticos que son desechados en sus negocios.

En el acopio hay personal que las recibe y clasifica por tamaño (pequeños, medianos y grandes), son alrededor de 12 las personas que permanentemente realizan esta tarea. Lo que más se recopila son los neumáticos de camionetas y autos.

Desde julio habrá un sistema nacional

Para reducir este problema, el Ministerio del Ambiente (MAE) presentó el Sistema de Gestión Integral de Neumáticos Usados (SEGINUS), que se encargará de la recopilación, transporte y disposición final de los neumáticos, el material reciclado se convertirá en combustible para cementeras y la creación de artesanías. El programa implica que, desde el próximo mes de julio, se cobrará un dólar por cada llanta de vehículo liviano a cada usuario al momento de adquirir sus neumáticos nuevos, para solventar el sistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *