Espacios culturales, una forma de diversión que incentiva a consumir arte

Redactado por: Luis Robles (@robles_nando) y Kerly Quiroz (@kerlyquiroz)


En el barrio Córdoba de la ciudad de Manta, Ecuador, existe un espacio cultural que en el día puede pasar por desapercibido, pero en las noches, es capaz de llamar la atención de cualquier persona que pase frente a él. Se trata de La Caverna Burger & Books, local que funciona desde mayo del año pasado.

Las instalaciones de lo que antes era un hostal, hoy se han convertido en uno de los sitios donde los músicos, pintores, poetas y artistas en general, pueden exponer su trabajo al público. Aquí se puede apreciar obras de teatro, cine, literatura y demás artes, es un sitio que se adapta a las necesidades de los trabajos que se vayan a mostrar.

Al igual que La Caverna, existen otros espacios culturales que también incentivan a los artistas a la exhibición de sus obras, la mayoría creados recientemente. Entre las opciones comunicacionales existen los programas radiales Raíces, Ruido Forte; mientras que, como compañías de producción audiovisual destacan Studio Room y AK Creativa. Los espacios físicos existentes son Retro Bar, Movie Club, El Bosque, Centro de Artes La Trinchera y el Museo Central Cultural.

Manta vive un boom cultural

La mayoría de estos espacios culturales son locales adaptados recientemente, que de a poco incrementan y cada vez gustan más a los ciudadanos.

Jose Jiménez, propietario de La Caverna, afirma que estos sitios dan apertura a los intérpretes de la cultura de todas las ramas, y se encargan de mostrar a la ciudadanía que hay más formas de divertirse.

En esto concuerda el actor y gestor cultural Carlos Quinto, quien señala que “esto es lo que necesita la ciudad, Manta requiere de espacios culturales. Y después que estos sitios fomenten la cultura y sean alternativos son muy necesarios para exponer arte sin límites ni horarios”.

Por su parte, el músico y locutor del programa radial Raíces, Pablo Campuzano, cree que el arte debería ser más apreciado por los manabitas y reconocido como el adorno perfecto que tiene la sociedad para complementar el equilibrio entre lo artístico, lo social y lo económico; siendo de suma importancia tener espacios en donde exponerlo.

También te puede interesar: Pablo Campuzano promociona la cultura y el arte a través de la radio

Jiménez y Campuzano comparten la idea de que los artistas buscan la manera de crear y hacer que ese trabajo genere recursos, y que la propuesta de espacios culturales se está consolidando en el proceso.

¿Qué es un espacio cultural?

Para entender el contexto de lo que representan los espacios culturales para cualquier sociedad, es importante mencionar que hasta hace dos años en Manta, los sitios destinados a la cultura eran escazos y poco llamativos para los jóvenes; en la actualidad, se ha dado grandes pasos en la diversificaciones de opciones que permitan a la ciudadanía insertarse en el mundo de la historia, del arte y la cultura.

Artista de la poesía brinda un recital en las instalaciones de La Caverna Burger & Books

Según Brenda Genero, autora de la revista argentina Emprende Cultura no existe una definición acabada de lo que es en sí un espacio cultural, pero de manera intuitiva puede pensarse como todo aquel lugar donde se realiza un intercambio de una experiencia cultural.

El blog Quincedieciseis concuerda con esta idea, pero también agrega que “es un lugar de negociación de la realidad y de percepciones sobre como es el mundo. Es un local en donde se generan puntos de fuga de la cultura. No interesa sobre codificar, ratificar una identidad o concepción del mundo, sino descubrir vías de escape y acceder a otras realidades”.

Los gestores culturales opinan: ¿Moda o Necesidad?

Carlos Quinto, afirma que estos espacios no son una moda o tendencia sino una necesidad, “la gente se ha dado cuenta de que lo son, por eso hay algunos locales que están optando por tener eventos culturales, teniendo referencias de otras ciudades como Guayaquil”, menciona.

Para Nixon García, propietario del Centro de Artes La Trinchera, los espacios culturales son un derecho y una necesidad de las personas. Los teatros. museos, bibliotecas, café cultural, entre otros más, deben existir en la sociedad, para que esta crezca.

En cambio, Jose Jiménez, cree que estos escenarios son sumamente necesarios, pero que deben de cuidarse de ser selectivos con la clientela, porque “se crean  círculos viciosos del arte y la cultura, donde solo asisten seudo-intelectuales que por moda visitan un lugar”.

Apoyo al arte

“El Estado está obligado por ley y razón de ser, a mantener espacios culturales públicos y apoyar la existencia de estos centros privados. Así como lo hace con centros y espacios deportivos” afirma Nixon García, quien además resalta que la producción cultural debería estar protegida por las leyes del Ecuador.

Músico interpretando una de sus canciones rodeado por los asistentes de un evento organizado por La Caverna Burger&Books

Sin embargo, el actor y activista cultural Raymundo Zambrano  opina que esto sería lo ideal, ya que si las administraciones nacionales o locales apoyan, las personas también lo harán y lo valorarán más, pero en la práctica, el gobierno no brida el apoyo necesario ni a los espacios oficialistas, “lamentablemente” enfatiza.

Carlos Quinto afirma que el gobierno debería tener bajo su tutela más espacios dedicados a la cultura, y apoyar a los locales culturales independientes que están emprendiendo, “no creo que el gobierno los ayude ya que como son alternativos e independientes los catalogan como negocios privados, aunque sí deberían brindarles un soporte puesto que estos se encargan de difundir la cultura”.

Estos tres profesionales coinciden y concluyen expresando que las autoridades deberían brindar asistencia a los nuevos emprendedores.

Noticias relacionadas:

Mira el análisis crítico de Viviana Fernández sobre: Las bibliotecas, espacios culturales en desuso

Un comentario sobre “Espacios culturales, una forma de diversión que incentiva a consumir arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *