¿Qué alimentos consumen más los universitarios?


Debido a que la comida chatarra es accesible, fácil de preparar y la mayoría simplemente tienen buen sabor, su consumo se vuelve un hábito. Ese es realmente el problema. Comer de vez en cuando una barra de dulce o comer una vez cada cierto tiempo una bolsa de papas no es del todo un gran problema. No obstante, cuando la comida chatarra forma gran parte de nuestra dieta diaria, entonces corremos el riesgo de sufrir sobrepeso y ser obesos, además de que no vamos a recibir los nutrientes y fibras suficientes que nuestro cuerpo necesita para una buena salud.

En la Universidad Laica Eloy Alfaro, desde que empieza la jornada académica, los estudiantes van optando por el consumo de algo rápido debido la falta de tiempo, que les impidió desayunar algo saludable en sus casas.  Ellos por las mañanas suelen alimentarse empanadas, bolones con chicharrón (agregándole mayonesa), deditos, papas rellenas. Por la tarde, incluso, en vez de comerse un nutritivo almuerzo porque tal vez el aspecto económico o su ajustado tiempo no se lo permite, algunos se acogen a las fritadas que son de precios más accesibles como $1 o $1,50 y hay variedad de pollo, carne, ceviche y mixta; a diferencia de un almuerzo completo que va aproximadamente desde los $2,50. O si piden el almuerzo, van agregándole mayonesa o salsa de tomate, que le restan efectos positivos en el organismo del estudiante. Por las noches, si van tarde a casa para la merienda y ya no resisten el hambre, prefieren acudir a una hamburguesa, salchipapas, chuzos, hot dogs, pizzas, entre otros.

 


Rosa Anchundia, Angela Zambrano, Yuliana Macías, Génesis Mendoza. Periodismo Digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *