Un encuentro ‘Cetáceo’ soñado

Por: Ligner Mendoza

El calendario establecía 29 de octubre de 2017, habían pasado dos días de aquella victoria sobre el equipo ciudadano y los habitantes de Manta divagan por las calles de la ciudad con orgullo y fe, otra vez son punteros y cada día significa uno menos para plasmar el sueño, nunca antes visto, pero soñado, ser monarcas de un torneo de fútbol de serie A en el país.

El reloj marcaba las 09H00 de una mañana fría, era domingo, se abrieron las puertas del viejo, querido, pero incompleto Jocay, “para cuándo estará el estadio”, comentan un grupo de hinchas,  mientras ingresan a la general norte, localidad que por las fiestas del comercio del Puerto Principal, Manta, no tiene costo al igual que la sur, al superar los ingresos de la “económica” tribuna, comentó un hincha, Alexis Mendoza, “gasté 14 dólares por un pollo que no me lo acabé y resulta que acá venden la entrada”, quienes llegaron temprano, pudieron observar el encuentro preliminar, Delfín SUB-16 VS Ecuador SUB-15, 4 a 4 igualaron en un compromiso que, “fue sumamente reñido”,  manifestó, John Vera, fotógrafo ‘Cetáceo’.

La hora cero se acerca, el escenario se ve parcialmente lleno a falta de media hora para el pitazo inicial y los periodistas deportivos tienen enganchada a su audiencia con sus respectivos medios, “hoy Delfín gana por que gana, no ha podido con este rival en el año, pero las estadísticas se han hecho para romperse”, afirmó el comentarista de Son de Manta José ‘Pepe’ Molina, mientras los jugadores regresan a sus camerinos para salir a la guerra. “Rrrrrrrrrrrrrrrueda la pelota, el epicentro del fútbol se vive en el Jocay de Manta, campo norte local, campo sur visitante”, narra a través de Scandalo José Luis ‘JL’ Sornoza, en las localidades del estadio el público se ubica en sus respectivos lugares y comienzan a observar lo que sería un primer tiempo para el olvido.

“Lo bueno se hace esperar”, asegura la comentarista de radio Visión,  Anahí Vélez al termino de los primeros 45´ minutos que no tuvieron mayor emoción, en el entretiempo, los aficionados abarrotaron los bares, los narradores hacían gárgaras con el agua y los entrenadores daban indicaciones tácticas en los camerinos; se reiniciaron las acciones y de pronto el estadio explota y aclama, “gooooooooooooooooooollllllllllllllll”, a los 2 minutos, Andrés Chicaiza remató con una potencia descomunal luego de un mal rechazo del central Hurtado y de bolea ponía por arriba en el marcador al ‘Ídolo del Puerto’, a muchos los agarró regresando a su puesto, Carlos Arturo López,  ‘El caballero del relato’ inflaba su diafragma y comunicaba a los oyentes de Radio Modelo que Delfín ya estaba ganando.

Transcurrían los minutos, las jugadas de gol llegaban para lado y lado, de pronto, la prensa en general comienza a hacer eco un gol en Ambato, jugaba, en simultáneo, el acérrimo rival y hasta esos momentos puntero del campeonato contra un “equipo pequeño”, había convertido, Carlos Arboleda para los ‘Guaytambos’ de Tungurahua al minuto 35´, en el puerto manabita se lo celebró como propio durante 5´ minutos, los resultados lo ubicaban a Delfín otra vez arriba; Minuto 40´ jugada entre mantenses, Jordan Sierra y Carlós Garcés, ahora sí, llegó la de costumbre, cuando el partido yace en su atardecer, con una triangulación que desubicó la defensa, seguido de un sutil toque desde fuera del área, imposible para el cancerbero Frascarelli, el recinto estalló de algarabía, mientras Pepe Molina iteraba lo dicho antes de iniciar la partida.

Minutos finales, los espectadores entusiasmados realizan la famosa OLA mientras esperan la agonía, Jorge Álava Castro prevé lo que será “una final adelantada” la próxima semana en Guayaquil a través de las ondas de Son de Manta. “El arbitrooooooo, levanta sus manos al cielo, se lleva el silbato a la boca y dice que estoooooooooo, agonizó, concluyó, finalizó en el estadio Jocay, Delfín de Manta, recuperó lo que por mucho tiempo en el año, ha sido suyo”, vocifera a todo pulmón Héctor ‘Sosó’ Moreira a través de Gaviota Laser. Así, todos quienes asistieron ese día, muchos en familia, otros en pareja y unos cuantos, en solitario, desalojan ese rectángulo de vida llamado estadio, con la satisfacción y el agradecimiento a esos 11 guerreros que les están dando una alegría inmemorable a toda una provincia que se sigue recuperando luego del fatídico 16A.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *