El genio de la carreta

-Su rostro lucía curtido al igual que su vestimenta. Por la espalda su camisa estaba empapada de sudor.

-Su perfil es la de un “genio”.

-Construyó una “carreta”. Le puso dos ruedas de alguna bicicleta destaralda o triciclo descompuesto, le dio forma con pedazos de madera. En el interior de su genuino vehículo, con compartimentos, llevaba pescados de mar de los más diversos nombres y ya desvicerados, más un tacho” de agua para refrescarlos, ante la presencia del acariciador sol.

Como quien diría, listos del mar a su mesa. La sazón, sin duda, se la pone en cada hogar de esta hermosa ciudad, donde a diario se confunde el mar y el hombre.

-Sin duda alguna, que los habitantes de Manta y los que llegan son personas trabajadoras con una dosis de creatividad.

– Bien podríamos decir: el matense es un trabajador incansable, creativo, que saca adelante su ciudad con el trabajo honrado – que son la mayoría-.

-Todo fue casual, al cruzar la avenida 4 de Noviembre y suficiente para ponerme a pensar que la vida es maravillosa y que estos .ejemplos de gente sencilla e inteligentes, ayudan a ver el mundo, sin la barrera de los imposibles.

-Sin duda una lección de vida, de que aquí con un poco de creatividad las cosas, ¡si se pueden!.

Por: Carlos Cedeño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *